MENORES INFRACTORES

En nuestro sistema educativo cada vez es mayor el número de menores que tienen algún problema legal y que deben ser atendidos adecuadamente en nuestras aulas. El motivo se debe a que chicos y chicas que antes no acudían regularmente a clase y que ni ellos ni sus familias eran adecuadamente supervisados por los sistemas sociales; hoy día sí que se ven sometidos a un seguimiento por parte de las autoridades que garantice su derecho a la educación.

Para aproximarnos un poco más a esta situación, y mejorar la calidad de nuestra atención como profesionales a este alumnado, la Sección de Educativa ha realizado un pequeño trabajo de carácter divulgativo que nos facilite el conocimiento y mejor comprensión de este tipo de jóvenes y que desarrollaremos en dos artículos sucesivos.justicia

En este primero abordaremos los siguientes aspectos:

           I. CONCEPTO DE DELINCUENCIA JUVENIL.

           II. FENOMENOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

           III. TIPOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

           IV. DELITOS COMETIDOS POR MENORES INFRACTORES.

I. CONCEPTO DE DELINCUENCIA JUVENIL

Por Delincuencia Juvenil se entiende un fenómeno social constituido por un conjunto de infracciones penales cometidas contra las normas sociales, tipificadas por Ley y cometidas en un tiempo y lugar determinados, por personas mayores de 14 años y menores de 18.

La Delincuencia Juvenil se entiende como “fenómeno social” porque está íntimamente relacionada con la sociedad y cultura de cada país, ya que en algunos países no se considera delito lo que en otros sí lo es; de ahí que esté relacionada con la cultura de cada lugar. Es decir, en la delincuencia juvenil, el menor infractor lo es en función de las características de la sociedad y la cultura en la que se encuentra.

II. FENOMENOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

Para entender el fenómeno de la delincuencia juvenil y de los menores infractores, se ha procedido a estudiarlos por medio de tres parámetros generales, los cuales dan lugar a un conjunto de variables que han correlacionado positivamente con el menor infractor.

Estos tres parámetros generales son las variables generales individuales, las variables generales microsociales y las variables generales macrosociales.

a) Variables generales individuales.

Este tipo de variables está formado por dos grupos específicos: las variables biológicas (Biología de la Delincuencia) y las variables psicológicas (Psicología de la Delincuencia).

. Respecto a las variables biológicas que correlacionan positivamente con la delincuencia juvenil, es decir, las variables biológicas que han aparecido en todos los estudios realizados con menores infractores, se detectan las siguientes:

  • Variables relacionadas con el SNA: en concreto con el sistema de respuestas emocionales que presentan los menores infractores. Se ha comprobado que la respuesta emocional de miedo ante situaciones determinadas es menor en los menores que presentan conductas delictivas que el resto de sus pares, incluso algunos de ellos, si tan siquiera presentan una respuesta de miedo o ansiedad ante circunstancias ambientas que normalmente producen este tipo de respuestas tipos-penales
  • Variables relacionadas con el SNC: se ha comprobado que ciertas anomalías conductuales (conducta delictiva, por ejemplo), están relacionadas con traumas en el SNC, especialmente cuando es el hipocampo el órgano afectado. También se ha visto una correlación positiva entre conducta delictiva de jóvenes y disfunciones neurofisiológicas localizadas en la parte anterior del hemisferio derecho del cerebro. Por último indicar que las últimos resultados han detectado cierta correlación con un déficit neurolingüístico, aunque esta cuestión aún no está aclarada suficientemente.
  • Variables relacionadas con el SN Motor y Sensorial. El sistema motor se ha visto correlacionado con estos menores en el sentido de que presentan hiperactividad; respecto al SN Sensorial, la correlación se ha detectado en afasia (pérdida parcial o completa del habla o de la comprensión del habla)y en la dislexia (dificultad para leer textos). Estos dos déficit de esos dos sistemas, producen deficiencias en el aprendizaje, lo cual lleva a fracaso escolar; este fracaso escolar está íntimamente ligado a la delincuencia juvenil, sobre todo en clases sociales desfavorecidas económica y culturalmente.
  • Variables relacionadas con el sistema nutritivo; se ha comprobado que los menores infractores presentan unos índices de azúcar mucho más elevados que el resto de sus pares.

Respecto a las variables psicológicas (Psicología de la Delincuencia), se han detectado como las que más correlación presentan con este fenómeno, las siguientes:

  • Inteligencia: todos los tests de inteligencia realizados a menores infractores han resultado tener puntuaciones inferiores al resto de sus iguales.

En relación a esta variable, hay dos cuestiones que se plantean. La primera cuestión es si la relación baja inteligencia-delincuencia juvenil podría estar mediatizada por otros factores, en concreto por la clase social. Es decir, puede que la clase social baja produzca en los menores: desinterés por la escuela, experiencias sociales y culturales negativas, etc., lo que hace que se impida un desarrollo normal de la inteligencia; de ahí que estos menores presentan esta correlación. Esta cuestión ha quedado solucionada, ya que se dispone de estudios que indican que , aún prescindiendo de la clase social baja, los menores infractores siguen presentando una inteligencia baja.

La segunda cuestión es de orden causal: ¿la baja inteligencia es causa o consecuencia de la delincuencia? Hay quien piensa que la baja inteligencia es causa de la delincuencia, ya que facilita el fracaso escolar y este suele llevar a la conducta delictiva en muchos casos; otros piensan que es consecuencia, ya que son las deficientes condiciones sociales y culturales las que favorecen el rechazo a la escuela, con la consiguiente pérdida de aprendizajes y por lo tanto la poca capacidad de desarrollo de la inteligencia. Al parecer, esta segunda cuestión aún no ha podido se resuelta.

  • Personalidad: respecto a está variable se han realizado múltiples estudios y hasta la fecha no hay resultados concluyentes sobre si existe un tipo de personalidad distintivo del joven delincuente; lo que sí se ha concluido es que existen ciertos rasgos de personalidad que están presenten en los menores infractores, en concreto, “búsqueda de sensaciones”, y extraversión-psicoticismo. Respecto a “búsqueda de sensaciones”, este rasgo aparece en todos los jóvenes y hace referencia a un deseo de estimulación constante para conseguir niveles de excitación elevados. La actividad delictiva es una forma de llegar a conseguir esa estimulación.

Además de este rasgo de personalidad, también han aparecido variables de personalidad comunes a estos jóvenes, nos referimos al psicoticismo y la extraversión. Por extraversión deberemos entender la excesiva sociabilidad, impulsividad y mucho optimismo; pro psicoticismo, insensibilidad, crueldad, etc. Estos dos variables están relacionadas con los jóvenes infractores porque favorecen la búsqueda de sensaciones, como antes se ha referido.

Lo importante de esta variable individual es que , cuando se dan estos rasgos y estas variables, junto con un ambiente favorecedor de infracciones, la posibilidad de estar ante un menor infractor aumenta estadísticamente.

  • Como tercera variable psicológica, tenemos la cognición, entendida como una variable que media entre las situaciones externas y la conducta delictiva, ya que su función es la de dar una interpretación de esa situación con la consiguiente conducta. Además, la cognición también está formada por procesos para relacionarse con los demás y la forma de hacerlo, lo cual también influye en la conducta delictiva.

Las principales características que presentan los menores infractores en relación a la cognición son:

  1. Un locus de control externo: suelen considerar que el control de las situaciones está en ellas, en las situaciones, y no en las personas.2388348445_1f2e092230_o
  2. Impulsividad: se considera como variable cognitiva porque es fruto de un escaso autocontrol, entendido éste como un falta de previsión de las consecuencias negativas que acarrea el actuar sin pensar.
  3. Percepción social: entendida como una falta de capacidad para entender y aceptar a los demás, es decir, podría identificarse, en el tema que nos ocupa, como un déficit de la asertividad y empatía; esta característica es especialmente significativa en los menores infractores porque deteriora sobremanera el proceso de socialización secundaria.
  4. Déficit en la solución problemas interpersonales: se refiere a que estos menores no saben qué pasos hay que dar para resolver satisfactoriamente las relaciones interpersonales.
  5. Baja autoestima y bajo autoconcepto.
  6. Valores sociales con aceptación de la violencia como medio para resolver algunas situaciones, es decir, que presentan mucha tolerancia a conducta ilegal.
  7. Tendencia a razonar de forma concreta respecto a razonamientos abstractos; esto hace que su forma de razonar esté más enfocada a la acción en vez de enfocarla a la reflexión.

b) Variables microsociales.

Son variables que hacen referencia a las relaciones que establece el menor infractor con los grupos primarios y secundarios de socialización, es decir: la familia, amigos y escuela.

Se ha comprobado que estos menores pertenecen a familias en las que hay un mayor empleo del castigo como método de disciplina; la comunicación entre los miembros es defectuosa y con contenidos de rechazo; muchos hogares están rotos; hay una falta de supervisión de los padres considerable y suelen ser familias numerosas en una gran mayoría de casos.

En los procesos de socialización secundaria, en relación a los amigos, se ha comprobado que el tener amigos delincuentes aumenta la posibilidad, con creces, de llegar a delinquir; el motivo es la capacidad del grupo de iguales de servir como modelo a imitar.

El otro gran proceso de socialización secundaria, la escuela, actúa negativamente cuando produce fracaso escolar o expectativas personales negativas en los menores, llegando éstos a apartarse de la institución y comenzando itinerarios marginales. A destacar que algunos jóvenes delincuentes ya presentaban experiencias negativas escolares en los primeros años de escolarización.

c) Variables macrosociales.

Estas variables son estudiadas por la ciencia que se conoce con el nombre de Criminología Ambiental o Ecológica, y hace referencia al estudio de las características del ambiente en el que se comete el delito relacionándolo con el delincuente.

Así, las principales variables macrosociales estudiadas en menores infractores han sido:

  1. Las características sociales del lugar: se ha visto que se producen más actos delictivos en menores en lugares en los que la mayoría de la población es de clase social baja, y más en centros urbanos que en rurales, aunque en éstos últimos la clase social también sea baja. Otra característica del aspecto social del lugar, es la religiosidad que existe en la zona con alta probabilidad de delincuentes. Así, se ha comprobado que, en una zona en la que no existan normas sociales legales, la delincuencia puede bajar si existe un control religioso arraigado.
  2. Otra de las variables macrosociales estudiadas por la Criminología Ecológica ha sido lo que se dado en llamar el “aspecto dinámico del delito”, es decir, el “viaje hacia el delito”. Se ha comprobado que los menores infractores cometen más delitos cuando están más próximos a su zona de residencia, posiblemente porque tienen más información de estos espacios sociales y, conforme van creciendo y tomando más confianza en su carrera delictiva, los delitos se van alejando cada vez más de su zona de residencia.
  3. Como última variable ecológica, se ha estudiado la percepción que tiene el menor infractor del ambiente que le rodea, de tal forma que se ha visto que este menor tiene toda una imagen interna de su ciudad (o de gran parte de ella), de tal forma que de manera automática, están analizando su medio ambiente, estableciendo posibilidades de actuación delincuencial, en tanto el resto de los jóvenes de su misma edad no poseen este “mapa delictivo” en sus mentes.

III. TIPOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

Aunque ya se ha dicho que establecer una tipología con claros perfiles resulta complicado porque los estudios no arrojan conclusiones claras, sí se han establecido unas tipologías delincuenciales para poder operativizar el trabajo de los profesionales.

Estas tipologías las establece la Criminología en función de las variables estudiadas anteriormente, y son las siguientes:

1. Menores que presentan anormalidad patología: aquí hay que incluir a:

  • Menores delincuentes con rasgos psicopáticos de personalidad : se trata de menores que tienen dificultad para sentir afecto, ni simpatía, ni calor humano; utilizan a los demás en su propio beneficio; no manifiestan ningún arrepentimiento o este es superficial y pasajero; así mismo tienen una alta dificultad para aprender de las consecuencias de su propia conducta.
  • Menores delincuentes neuróticos: su psiquismo está perturbado por circunstancias sobrevenidas: fracasos escolares, frustraciones, pérdidas de seres queridos, etc.
  • Menores infractores por referencias subliminadas de la realidad: por predisposiciones psicobiológicas, estos menores mezclan sus fantasías con la realidad, y en este estado es cuando comenten los delitos.

2. Menores que presentan anormalidad no patológica:

  • Menores con trastorno antisocial de la personalidad: hiperactivos, excitables, falta de sentimiento de culpa, fracaso escolar, etc. La principal causa de esta patología es la ausencia de una figura materna o la desfiguración de ésta, así como la infravaloración del rol paterno. El proceso de socialización primaria es muy defectuoso.
  • Menores infractores con reacción de huida: son menores que han sufrido o sufren maltrato en el hogar y se escapan, siendo fácilmente captados por grupos organizados de delincuentes, que es donde se sienten queridos.

3. En la tercera categoría tipología, se incluyen a todos los menores cuya personalidad es normal; son menores que su entorno no tiene por qué producir alteraciones de ningún tipo. Esta categoría incluye la mayor parte de los menores. Este grupo está formado por los que llevan a cabo acciones de :

  • Vandalismo: ataques al mobiliario urbano y privado; parece que es debido a problemas en el desarrollo de la preadolescencia y aantisocial (1)dolescencia.
  • Pequeños hurtos, robos, etc., por motivos de autoafirmación personal frente a los compañeros.
  • Los que cometen delitos contra el patrimonio o agresiones sexuales: son incapaces de resistir a sus estímulos seductores.
  • Los que delinquen para satisfacer sus apetencias consumistas.

IV. DELITOS COMETIDOS POR MENORES INFRACTORES.

Respecto a esta cuestión, se ha comprobado que:

  • Los chavales de 14 años comenten principalmente delitos de robo con fuerza y con violencia o intimidación.
  • Entre los 15 y los 18 años, la sustracción de vehículos y los robos con violencia e intimidación.

En general, todo el grupo presenta los siguientes delitos:

  • Delitos contra personas, 
  • Delitos contra la salud pública,
  • Delitos contra el patrimonio.

En Andalucía, según el último estudio de la Consejería de la Presidencia sobre la “Realidad Social: Análisis de la Delincuencia en Andalucía”, los principales delitos cometidos por los menores son contra la propiedad y muy de cerca, los delitos y faltas contra las personas.

BIBLIOGRAFÍA

  • Vicente Garrido Genovés: Delincuencia Juvenil. Ed. Alhambra. Madrid. 1987.
  • Vicente Garrido Genovés: Técnicas de tratamiento para delincuentes. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces. S.A. Madrid. 1993.
  • Ley Órganica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. BOE nº. 11, de 13 de enero de 2000.
  • Ley Órganica 8/2006, de 4 de diciembre, por la que se modifica la Ley Órganica 5/2000, de 12 enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.
  • Cristóbal Fco. Fábrega Ruiz: La protección institucional de los menores en conflicto y mecanismos de actuación. Universidad de Otoño de Andújar. Universidad de Jaén.
  • Ernesto Coy y Ginessa Torrente: Intervención con menores infractores: Su evolución en España. Anales de Psicología. 1997, vol 13, nº 1, 39-49.
  • Jon-M. Landa Gorostiza: El modelo de intervención penal frente a la delincuencia juvenil: Una aproximación crítica a la LO 5/2000. Conferencia pronunciada en la Facultad de Derecho de Burgos el día 3 de marzo de 2004. Universidad del País Vasco UPV-EHU; Idplagoj@ig.ehu.es
  • Jesús Morant Vidal: La delincuencia Juvenil. Noticias jurídicas. http://noticias.juridicas.com/articulos/55-Derecho%20Penal/200307-58551523610332
  • Naciones Unidas: Directrices para la prevención de la delincuencia juvenil: Sugerencias para Gobernantes. (Directrices de RIAD), A.G. res. 45/112, anexo, 45 U.N. GAOR.
  • Maria José Díaz-Aguado: Diez condiciones básicas para prevenir la violencia desde la adolescencia. Estudios de juventud; nº 62/03.
  • Universidad Complutense de Madrid.

**********************************************************************************************************************************************************************************

**********************************************************************************************************************************************************************************

About these ads
Categorías: CONVIVENCIA, PSICOLOGIA EDUCATIVA | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 40 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: