PROCESOS Y LOGROS EN LA ACTIVIDAD DEPORTIVA.

NADANDO. Boletín del club natación Jaén. nº 60- Enero-marzo 2000. p28-31

Cuando emprendas el viaje hacia Itaca

Ruega que el camino sea largo,

Lleno de aventuras, lleno de descubrimientos (…)

Que siempre Itaca esté en tu pensamiento.

Llegar ahí es tu destino.

Pero nunca apresures el viaje.

                                                                          C.Kavafis (Viaje a Itaca).

De sobra es conocido el paralelismo que se suele realizar entre el discurrir de la vida , y la actividad deportiva. Numerosas metáforas del lenguaje cotidiano avalan esta apreciación. Así, se suele hablar de la vida como de “una carrera de obstáculos”, “una carrera de fondo”, “una travesía larga”, “un río que vadear” –con frecuencia a nado mientras guardas la ropa-…deportes

Pero la mayoría de las personas que han estado implicadas en una actividad deportiva sistematizada, coinciden en valorar como lo más importante que han recibido de dicha actividad,no los premios y medallas que hallan podido conseguir, ni las cuantiosas rentas económicas que algunos privilegiados han sabido ganarse… sino los aprendizajes y las experiencias que han logrado a lo largo de los duros años de entrenamiento, las amistades que se han creado, las capacidades personales que se han desarrollado y que si no, nunca habrían tenido oportunidad de ejercitar.Estos otros frutos que les han permitido luego afrontar con más éxito , o con más sabiduría otras situaciones que se les han ido presentando en su devenir vital a nivel profesional, familiar, de salud… y de otras áreas de la existencia.

Ocurre sin embargo, que en nuestros días nos encontramos en ocasiones excesivamente preocupados por los resultados, los logros, la consecución de objetivos… olvidándonos de los aprendizajes que podemos obtener de los procesos que estamos realizando, de cómo hacemos las cosas y qué otras posibles alternativas habría.

Una falacia razonativa frecuente es considerar ambos aspectos como elementos dicotómicos, contrapuestos o incompatibles. Sin percatarnos de que el hecho de contemplar los procesos implicados para lograr una meta, pueden permitirnos especificar otros objetivos añadidos tan útiles como la meta en sí.(Esto es lo que los ingleses denominan perder la oportunidad de poder matar dos pájaros de un solo tiro).

Este error suele ser frecuente en el mundo deportivo actual.Se encuentra implícito en la manera de actuar de algunos deportistas , entrenadores o progenitores de los mismos que , presionados por los valores culturales imperantes, por intereses comerciales y/o económicos, o por las exigencias de las casas patrocinadoras;priorizan excesivamente la consecución de metas en cortos periodos de tiempo.Generando así numerosas dificultades añadidas a las que se derivan de la práctica deportiva y competitiva en sí misma.

Cuando nos centramos excesivamente en los resultados se pueden favorecer cuadros de ansiedad o temor ante la competición, miedo al fracaso, actitudes y conductas insolidarias o antideportivas que redunden en un deterioro de la personalidad del deportista y de su propia trayectoria deportiva, lesiones, el recurrir a sustancias dopantes … etc.Resultados Encuesta (1)

En ciertos ámbitos de la Psicología , existe una presuposición que puede resultar útil para encauzar nuestros comportamientos y nuestras metas:”Si alguien puede hacer algo en el mundo, también es posible para mí”. Pero hay que considerar una cuestión intermedia : CÓMO hacerlo. Es verdad que existen limitaciones físicas (no todos nacemos con condiciones físicas para ser campeones olímpicos, o grandes genios de los sistemas de entrenamiento,por ejemplo),pero la presuposición sigue siendo válida: si hay alguien con características similares a las mías que ha hecho algo que me parece interesante, yo también puedo hacerlo.La cuestión clave es si realmente quiero hacerlo. Es un problema de elección y de marcar metas.

Si tengo unas características, sé marcarme unos objetivos,soy constante y aprendo de mis errores, es muy probable que alcance mis metas. ¿Hacemos unos ejercicios?:

1.-Piensa en algo que te preocupa actualmente (puede estar relacionado con tu actividad deportiva, aunque también puedes escoger cualquier otra faceta de tu vida.Ahora bien, escoge tan solo una situación problemática).

2.-Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿qué me ocurre?
  • ¿por qué tengo este problema?
  • ¿desde hace cuanto tiempo tengo este problema?
  • ¿cómo me limita este problema?
  • ¿qué cosas me impide hacer este problema ,que me gustaría hacer?
  • ¿de quién es la culpa de que yo tenga este problema?

Si analizas estas preguntas verás que te son familiares. En psicología (y más concretamente en Programación Neurolingüística) se le denomina “marco de culpa” y es el sistema que suele utilizar la mayoría de las personas para resolver una dificultad. Son preguntas orientadas al problema y,como consecuencia, limitan la posibilidad de encontrar elecciones y proporcionan una lista extensa de excusas y autojustificaciones.

Probemos con este otro enfoque:

1.-Vuelve a pensar en el problema de antes.

2.-Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿qué quiero?
  • ¿cuándo lo quiero?
  • ¿cómo sabré que lo he conseguido?
  • cuando lo haya conseguido, ¿qué otras cosas mejorarán en mi vida?
  • ¿qué recursos tengo disponibles para acercarme a lo que quiero?
  • ¿cómo puedo utilizar estos recursos?
  • ¿qué puedo empezar a hacer ahora para hacer lo que quiero hacer?

¿Compruebas las diferencias entre tus estados emocionales al realizar uno u otro cuestionario?.A este segundo enfoque se le denomina “marco de resultados”.

Analicemos uno por uno cada item.

  • ¿Qué Quiero?: Haciéndote esta pregunta sobre lo que quieres, centras tu pensamiento en una representación específica de hacia dónde quieres ir.Si te preguntas “¿qué está mal?” te centras en lo que NO quieres ,más que en lo que deseas conseguir. Si sólo sabes lo que No quieres, pero no logras definir claramente lo que pretendes, puede ocurrir que huyendo del fuego caigas en la sartén. Poniéndote una meta te resultará más fácil comprobar si te acercas o te alejas de ella y podrás corregir tu trayectoria.
  • ¿Cómo sabré que lo he conseguido?: Una buena pregunta suele resultar más útil que una buena respuesta.Esta pregunta te acerca a qué verás, oirás y sentirás cuando hayas conseguido el propósito que te has fijado. El crear un escenario virtual con tu mente te facilitará comprobar en el futuro si estás logrando o no tus objetivos.
  • ¿Cuándo lo quiero?: Una equivocación bastante frecuente es suponer que lo que es válido en un momento de nuestra vida, es válido siempre.Las cosas son apropiadas en determinados contextos y situaciones e inapropiadas en otros.Haciéndote esta pregunta conseguirás elaborar un marco en el tiempo en el que deseas conseguir tus resultados.
  • ¿Cuando lo haya conseguido ,¿qué otras cosas mejorarán en mi vida?: nuestra existencia se desarrolla en un marco de elementos y aspectos interrelacionados como si de un ecosistema se tratase.Cualquier cambio que introduzcas en tu vida repercutirá en otras facetas y dimensiones.Esta pregunta te permite efectuar un chequeo ecológico por anticipado sobre cómo puede repercutir el lograr tus propósitos en otras facetas de tu vida y de tu entorno.
  • ¿Qué recursos tengo disponibles para acercarme a lo que quiero?: Una vez que conoces qué quieres, que sabes cuándo lo tendrás y las consecuencias que tendrá en tu vida, es el momento de poner en marcha todos los recursos y de movilizarte para convertir los objetivos en realidades. Para ello necesitas poner en marcha todos los recursos de que dispones (físicos, mentales, intelectuales, sociales…).

Es conveniente que la pregunta sobre los posibles recursos que puedas necesitar la formules en término de lo que TU puedes hacer , movilizar o conseguir , más que en términos de lo que otras personas deberían o tendrían que hacer según tu criterio.

  • ¿Cómo puedo utilizar mejor estos recursos?: Una vez que tienes especificados los recursos de los que dispones, el siguiente paso es saber cómo usarlos y cuándo.Algunos tendrás que usarlos ya, otros más adelante. ¿Qué tal si te haces un plan?.
  • ¿Qué puedo empezar a hacer ahora para lograr mi propósito?: La clave radica en empezar a hacer algo hoy. Seguro que en este día ya puedes comenzar a hacer algo.

Bien, hemos estado analizando algunas estrategias que nos pueden resultar útiles a la hora de intentar resolver problemas y dificultades de nuestra vida deportiva. Quizá estés pensando –como entrenador/a- en cómo mejorar tus habilidades comunicativas con los deportistas; quizá estés pensando en cómo mejorar tu actitud y disposición de ánimo antes de la competición; o cómo incrementar tu motivación…

En cualquier caso, selecciona un aspecto que te gustaría mejorar y prueba a realizar este ejercicio práctico.Y luego comprueba cómo afectan tus aprendizajes a otras facetas y niveles de tu vida. Quizá en el hogar, en el trabajo o en el estudio, con las amistades…

Ten presente que una de nuestras mejores capacidades de aprendizaje consiste en la capacidad de transferencia de lo aprendido a otras facetas de tu vida.

******************************************************************************************

***************************************************************

Anuncios
Categorías: P.N.L., PSICOLOGIA DEL DEPORTE | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: