TESOROS ESCONDIDOS.

ZAPATILLAS DE CLAVOS.Nº11. Agosto 2002. P12-14

No son las circunstancias las que perturban el ánimo de las personas, si no la interpretación que las personas hacen de las circunstancias.

(Epicteto)

Esta interesante reflexión realizada por un antiguo filósofo estoico , ha servido de elemento de reflexión a numerosas líneas de investigación psicológica.

La comunicación forma parte del aprendizaje : sobre los demás, sobre el mundo en que vivimos, y … sobre nosotr@s mism@s . el_hombre_y_sus_circunstancias

En la comunicación interpersonal (la comunicación con los demás ), la flexibilidad es la mejor cualidad que podemos tener . En la comunicación con nosotr@s mism@s ( comunicación interpersonal ) , lo que necesitamos en primer lugar es el deseo de explorarnos, de conocernos … de manera deportiva , con interés y sentido de la aventura, … con curiosidad y con una actitud imaginativa.

Una buena disposición consiste en escucharnos a nosotr@s mism@s : ¿qué estamos diciéndonos –qué mensajes nos enviamos una y otra vez- sin ser conscientes de que estamos haciéndolo?… ¿Estamos diciéndonos cosas como “No puedo hacer esto, haría el ridículo, no tengo las suficientes cualidades , soy demasiado mayor, soy torpe”?… Os podría preguntar queridos lectores: ¿os traéis mala suerte a vosotr@s mism@s?. O , por el contrario , os enviáis mensajes de confianza , de éxito a pesar de todas las dificultades , que sois capaces de hacerlo , que lo conseguiréis?.

El mismo trabajo exige decirse una cosa o la otra … Pero , ¿cómo creernos el mensaje positivo?…

Podemos empezar por admitir que existe la posibilidad de que disponemos de recursos que aún no hemos empezado a apreciar. Hace poco hablaba con un atleta veterano , en un envidiable estado de forma, … para él había sido todo un descubrimiento percatarse de las capacidades físicas que había comenzado a activar hacía pocos años… para él eran como un valioso tesoro. De hecho , él ni siquiera había sido consciente de que tenía dichas capacidades.

Os propongo ahora una pequeña aventura, que quizá os lleve a descubrimientos que compensen o excedan sobradamente el esfuerzo invertido en leer este artículo: os propongo comenzar a explorar el mapa del tesoro, los caminos de vuestras propias habilidades y capacidades , las cosas que hacéis sin pensar en ellas , los tesoros escondidos que llevan tanto tiempo ocultos, o que quizá habéis olvidado que estaban allí.

¿Recordáis cuando erais niñ@s y jugabais a buscar el tesoro?… quizá en una playa, en el campo , o en la calle del barrio… Quizá jugabais a buscar con el juego de “Caliente y Frío”…cofretesoro

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con buscar y encontrar algún tesoro escondido , que le redimiera de preocupaciones, de trabajos y preocupaciones?… Después de todo , esta fantasía habita en el inconsciente popular: todas las culturas tienen leyendas, mitos … que tratan sobre el descubrimiento de una fortuna, de joyas… ocultas en algún lugar ignoto .La otra parte de la historia versa sobre que esos tesoros están escondidos , encontramos lo que siempre había estado ahí –como una mina de oro – ,por ejemplo.

Si traducimos esto en términos de la mente humana, los tesoros son recursos que están escondidos en nosotr@s mism@s y que, cuando los sacamos a la luz y los utilizamos , nos permiten conseguir cosas que antes solo soñábamos realizar.

Tenemos los recusos , un cofre ,un gran almacén lleno de posibilidades sin explorar . La Programación Neurolingüística dispone de una presuposición que reza:

Tenemos todos los recursos que necesitamos para conseguir nuestros propósitos

De acuerdo, diréis, bonitas palabras, pero ¿cómo comprobarlo?, ¿por qué no puedo lograr lo que deseo?, ¿ a qué se debe que yo no los encuentre?.

Básicamente , por las mismas razones por los que la mayoría de las personas no utilizamos nuestros recursos. En primer lugar , no los hemos identificado ; en segundo lugar , no sabemos cómo acceder a ellos y , en tercer lugar , aunque tengamos acceso a ellos , es posible que no sea en los momentos o situaciones adecuados , cuando los estemos realmente necesitando. Es como con el ejemplo de ese veterano corredor: no sabía que era capaz de aguantar tanto tiempo corriendo; no sabía cómo entrenar sus cualidades físicas y no había tenido la oportunidad de probarse a sí mismo.

Comencemos nuestra exploración preguntándonos si sabemos qué es lo que buscamos . Podemos preguntarnos : “¿qué es un recurso?” . De alguna manera , nuestros propios recursos personales , humanos… son similares a los recursos naturales del planeta en el que vivimos. Antes de que comenzásemos a explotar el petróleo, y supiésemos darle una utilidad, en la tierra había cantidades ingentes del mismo ; lo mismo se podría decir de otras muchas fuentes de riqueza y de energía .Antes de etiquetar el carbón , o el petróleo como recursos en nuestra mente , no sabíamos que los teníamos ; incluso cuando los habíamos detectado , aún éramos tecnológicamente incapaces de aprovecharlos eficientemente , o de acceder a él para poder utilizarlo.

También ahora, hay recursos valiosos que ignoramos que existen , o que tan sólo intuimos pero que aún no sabemos como emplear adecuadamente.

Lo mismo que sucede con nuestro planeta , ocurre a menudo con las personas.planeta Muchos de nuestros recursos más importantes son aquellas cosas de nosotr@s mism@s que tenemos delante de “nuestras narices” , pero que aún no hemos sabido identificar o valorar como se merecen..

Por ejemplo, uno de los recursos más potentes de los que disponemos , es nuestra imaginación (la capacidad de formar imágenes en nuestra mente); otro es el de hablar con nosotr@s mism@s . Estos recursos nos permiten evocar vivencias , viajar a través del tiempo , imaginar y crear cosas . Estos recursos son tan básicos y esenciales para establecer nuestro propio sentido de identidad , que nunca pensamos en ellos . Otro recurso de los más valiosos, es el de tener sensaciones , sentir las cosas : su peso, tamaño, textura, temperatura, la sensación del movimiento… Quién no recuerda las famosas expresiones de Miguel Induráin, cuando decía que entrenaba en función de sus sensaciones … que esas eran su mejor guía.

Ver , oir y sentir ; estos recursos son como las “materias primas de nuestra mente” , como los recursos básicos de la tierra , que se combinan para dar forma a cada pedazo de materia. Nuestros recursos primarios , nos permiten vivir en el tiempo , tener una noción definida del espacio en el que nos desenvolvemos ; imaginar escenas, frases , sensaciones…

Nuestro sistema nervioso , nos proporciona continuamente riquezas en forma de imágenes, símbolos, palabras , frases , sonidos y sentimientos y emociones . Podemos tomar estas representaciones internas y ajustarlas , hacer que tengan más volumen , o que sean más claras , más fuertes o intensas , o más lejanas … Haciendo pequeños cambios en ellas , podemos causar un fuerte impacto en nuestra forma de ver algo , de entender el significado que tiene para nosotr@s . Tomemos un recuerdo negativo : hagamos que la imagen sea más luminosa y amplia , … pongámosle una música de fondo , suave , relajante … añadamos algo de calidez o de suavidad a la temperatura que había entonces, a las cosas que nos tocaban o tocábamos … puede que haciendo esos ajustes, ese recuerdo400_1208134414_sistema-nervioso te permita extraer información y experiencia , pero que deje de ser un obstáculo que te impide avanzar en alguna faceta de tu vida . Podemos modificar el efecto de ese recuerdo que representaba una dificultad y un límite para ti, en algo de lo que puedas extraer información útil pero que no es en sí una barrera , incluso que se convierta en algo motivante para nuestro futuro. Podemos pasar de lo negativo a lo positivo , de lo limitante a lo potenciador . Hay personas para las que una derrota se convierte en motivo de retirada, para otras es un acicate para continuar con más tesón . Pero el hecho inicial era el mismo , ¿qué es distinto en su manera de entenderlo e interpretarlo?… Parece arte de “birli-birloque”, de “magia”…. Pero no es así , en muchas ocasiones estas personas hacen ajustes inconscientes de los controles de sus representaciones internas . Todos podemos cambiar la forma que tenemos de percibir las cosas , de manera parecida a como modificamos la sintonización de nuestro televisor. Os propongo que lo intentéis y que os entrenéis en ello.

******************************************************************************************

***************************************************************

Anuncios
Categorías: INTELIGENCIA EMOCIONAL, PSICOLGIA CLINICA, PSICOLOGIA DEL DEPORTE, PSICOLOGIA DEL TRABAJO | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: