CONVIVENCIA

RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS DESDE LA P.N.L.

¿QUÉ ES LA PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA?

La Programación Neurolingüística es un modelo de análisis e intervención de la conducta humana y de los procesos de interacción que tiene su origen en Estados Unidos a principios de los años 70,y que ha contado con un rápido desarrollo en sus aplicaciones y presupuestos.

Sus fundadores -Richard Bandler y John Grinder- eran psicólogo e informático y lingüista respectivamente y sintetizaron aportaciones de diversas ciencias entre las que cabe destacar:

La escuela de Terapia Breve y de estudios sobre la comunicación de Palo Alto de Watzlawick y colaboradores.Las aportaciones de la intervención sistémica de Virginia Satir y Gregory Bateson, entre otros.Las aportaciones de las ciencias que estudian el procesamiento de la información y sus aplicaciones neurológicas: Wiener, Von Foerster, Maturana y Varela… Y por último las revolucionarias aportaciones basadas en la hipnosis del psiquiatra estadounidense Milton Erickson.

Muy resumidamente podemos analizar los términos que la definen como sigue:conflicto1

Programación: Programar es organizar de forma eficiente los componentes de un sistema para lograr el resultado adecuado.

Neuro: Toda conducta es el resultado de procesos neurológicos.

Lingüística: Los procesos neurológicos son expresados mediante lenguaje verbal y corporal.

Este taller pretende activar capacidades y recursos personales para resolver conflictos intra e interpersonales mediante la aplicación de técnicas derivadas de la PNL. Para esto trabajaremos en un marco seguro de aprendizaje, dentro de los presupuestos constructivistas por los que potenciaremos un aprendizaje actuacional y experiencial más que meramente teórico.

LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS (Conceptos básicos):

La resolución de conflictos es un proceso cognitivo, afectivo y comportamental mediante el que se identifican los medios efectivos para solucionar conflictos cotidianos. Un conflicto se entiende como una situación que exige una respuesta para funcionar eficaz y eficientemente. Esta situación se describe como una discrepancia entre “lo que es” y “lo que debería ser”.Una solución es una respuesta efectiva a un problema.

Hay una relación entre conflicto y estrés.Según la teoría relacional del estrés de Lazarus, el estrés se origina en una relación persona-medio en la que el individuo percibe que las demandas sobrepasan sus capacidades de respuesta.Este tipo de relación es similar al concepto de conflicto.Por eso los conflictos tienden a ser estresantes, motivo por el que la resolución de conflictos se suele realizar bajo condiciones de estrés.

Conviene diferenciar entre resolución de conflictos, puesta en práctica de la solución y competencia social.La resolución de conflictos es el proceso mediante el que se descubre la mejor solución para una situación problemática.La puesta en práctica se refiere a la actuación en la conducta resolutiva.Un individuo puede tener elevada competencia en la resolución de conflictos y baja en llevar a la práctica las soluciones propuestas; y viceversa.La competencia social es un concepto más amplio que se refiere a una gran variedad de habilidades sociales, competencias comportamentales y habilidades de enfrentarse a situaciones conflictivas que permiten a un individuo manejar las exigencias de la vida diaria.

La resolución de conflictos es una habilidad cognitiva importante que ,en opinión de algunos investigadores, debería ser incorporada a los programas de entrenamiento en habilidades sociales.

Guilford puso de manifiesto la conexión entre la creatividad y la resolución de conflictos. Si a esto añadimos que la correlación entre CI y creatividad es baja, no es extraño encontrar correlaciones bajas entre CI y capacidad para resolver conflictos (D´Zurilla,1993).Lo cual parece poner de manifiesto una contradicción lógica.Una posible explicación sería que los sujetos con CI bajo también tienen puntuaciones bajas en pensamiento divergente; en cambio los sujetos con CI alto pueden variar en el pensamiento divergente.Una relación similar podría haber entre CI y capacidad para resolver conflictos.Es decir,una inteligencia alta no asegura esta capacidad.conflicto2

En este taller vamos a trabajar con métodos que potencien la creatividad personal y grupal en el desarrollo de capacidades de Resolver conflictos, facilitando la generación de recursos personales mediante las técnicas de la PNL.

Puesto que muchos conflictos son estresantes, normalmente tratamos de evitarlos.Esto hace que a veces los conflictos no sean fácilmente reconocibles.En cambio experimentamos las consecuencias negativas de un conflicto no resuelto.

Algunas sugerencias para aumentar la sensibilidad a los conflictos (capacidad para reconocer que existe un conflicto) son:

  • Utilizar los sentimientos como clave para reconocer conflictos (los sentimientos negativos no son el problema,sino una señal para reconocer el peligro real);
  • Utilizar las conductas inefectivas como clave para reconocer los conflictos (los errores y fracasos son un indicador de conflicto);
  • Utilizar un listado de conflictos.

La atribución del conflicto se refiere a las atribuciones causales que hace la persona.Es decir, en su opinión, ¿cuáles son las causas que generan el conflicto?.Una atribución positiva supone atribuir la causa del conflicto a factores ambientales y/o personales cambiantes, temporales y relativamente benignos.Una atribución negativa considera que la causa es estable, permanente y delicada.Esto es:el problema es grave y además no tiene solución.La forma de abordar el problema será muy diferente según sea la atribución causal que se haga de él.

El estilo de enfrentamiento es el conjunto de creencias, suposiciones y expectativas generales de un individuo sobre su capacidad para resolver los conflictos, lo cual influye en la forma de abordarlos.Se pueden distinguir entre el “estilo dependiente o de evitación” y el “estilo de solución”.

En el primero el individuo:

  1. Se culpa a sí mismo por el conflicto y piensa que hay algo anormal en él (incompetencia, estupidez,infortunio…);
  2. Percibe el conflico como una amenaza importante para su bienestar (físico, psíquico, emocional ,social,económico,autoestima…);
  3. Maximiza o exagera el daño o pérdidas posibles y minimiza los beneficios que se puedan derivar de la solución del conflicto.;
  4. Tiene pocas esperanzas de resolver el conflicto con efectividad (por considerarlo irresoluble o por considerarse incompetente para resolverlo) y por tanto lo evita o intenta que alguien se lo resuelva;
  5. Considera que una persona competente podría resolvérselo.

Otros autores han caracterizado el estilo negativo como “evitación defensiva”,“dependencia” o “impotencia”.

Por otra parte, en el estilo de enfrentamiento para la resolución de conflictos el individuo:

  1. Percibe los conflictos como sucesos normales e inevitables;
  2. Considera los conflictos no como una amenaza,sino como un reto (oportunidad de crecimiento personal, aprender algo nuevo,mejorar);
  3. No considera el fracaso como una catástrofe,sino como una experiencia correctiva de aprendizaje (No existen fracasos solo resultados -presuposición operativa de la PNL-)
  4. Cree que el conflicto tiene solución (Si tu puedes yo también puedo -marco de resultados frente a marco de culpa en PNL)
  5. El sujeto se considera a sí mismo capaz de encontrar la mejor solución
  6. Reconoce que para ello necesita tiempo y esfuerzo;
  7. Valora la independencia y la persistencia.conflicto3

Para facilitar la adopción de este último estilo como el más apropiado se puede practicar la conversación positiva consigo mismo; también se pueden escribir autoafirmaciones positivas. Todo ello no debe llevar a expectativas irreales sobre la solución de conflictos,que despues en la vida real se desanimen al encontrar dificultades superiores a las esperadas.Por eso, a veces puede ser oportuno recordar las conocidas “leyes de Murphy”:

  1. Nada es tan simple como parece;
  2. Todo lleva más tiempo de lo debido;
  3. Si algo puede fallar,seguro que falla.

Es necesario tomar conciencia de cómo las emociones desempeñan un papel importante en la resolución de conflictos.La mayoría de situaciones conflictivas son estresantes porque comúnmente conllevan dolor, pérdida de algo estimado,frustración,incertidumbre, ambigüedad, complejidad,novedad,etc.Todo esto se puede percibir como una amenaza.

Las emociones se pueden utilizar de forma efectiva para facilitar la resolución de conflictos.

Algunas sugerencias son utilizar las emociones del siguiente modo:

  1. Como clave para reconocer el conflicto;
  2. Como motivación para resolverlo;
  3. Como meta de resolución de conflictos (establecer una meta que favorezca el efecto positivo;sentimiento de autovalía; reducción de la ansiedad…).
  4. Como criterio para evaluar los resultados de poner en práctica la solución.

Para obtener información pueden ser útiles estas preguntas:

¿quién está involucrado?,¿qué sucede para que te preocupes?;¿dónde y cuándo sucede?; ¿por qué sucede?; ¿cuál es tu respuesta a esta situación? (pensamientos, sentimientos y acciones). Las técnicas de externalización, visualización y simplificación , ayudan a clarificar la naturaleza del conflicto.En todo momento hay que distinguir hechos de suposiciones.

Las estrategias inadecuadas de pensamiento pueden distorsionar los datos.Las distorsiones cognitivas típicas que conviene evitar son:

  • La inferencia arbitraria : llegar a conclusiones sin los suficientes datos que las confirmen.
  • Abstracción selectiva: percibir selectivamente ciertas informaciones que confirman las suposiciones, mientras se ignora otra información importante que las contradice;
  • Sobregeneralización: se generaliza sobre la base de un suceso aislado.
  • Magnificación: exagerar el valor, intensidad o importancia de un hecho;
  • Minimización: distorsión opuesta a la anterior.

La comprensión del conflicto implica distinguir entre “lo que es” (¿qué condiciones son inaceptables?) y “lo que debería ser”(¿qué condiciones se desean?).Por ejemplo: en un problema de indisciplina escolar “lo que es”:excesivas interrupciones y comportamientos disruptivos; “lo que debería ser”:un índice aceptable de ellos.

Una vez comprendido el conflicto hay que establecer metas que permitan reducir la discrepancia entre ambos aspectos.Para ello son importantes dos reglas: a)expresarlas en términos concretos y específicos; b)evitar metas irreales o improbables.Las metas generalmente responden a la pregunta “¿cómo?” o “¿qué?”:¿cómo se puede conseguir que el alumnado permanezca sentado,atendiendo y concentrado en su trabajo?,¿qué se puede hacer para reducir la frecuencia de comportamientos disruptivos?.

A veces un problema específico oculta otro más general e importante.La pregunta “¿por qué?” puede ayudar a detectar el problema básico o primario.

A veces se trata de una serie de conflictos complejos en cadena.En este caso conviene gragmentarlos y resolverlos uno a uno.

Revalorar el conflicto supone tomar en consideración los beneficios que se pueden derivar de su resolución y los costes que puede suponer no resolverlo.Para revalorar un conflicto ayudan preguntas como:¿qué está en juego?,¿qué puedo ganar?,¿qué puedo perder?…Si un conflicto se revaloriza como amenaza hay que evitar magnificarlo con preguntas como¿dónde está la amenaza?,¿qué es lo peor que puede suceder?.Sin embargo, enfatizar los beneficios aumenta la motivación para solucionarlo.

LA IMPORTANCIA DE ESTABLECER Y MANTER EL RAPPORT.

Por Rapport se entiende el proceso de comunicación verbal y gestual que permite establecer un tono cordial en la relación, o que reduce el clima emocional distorsionador que pudiera estar incidiendo.Para generar una situación de aceptación y de comprensión de la otra persona (lo cual no quiere decir que necesariamente se tuviera con esto que aceptar sus opiniones o conductas).

Para esto es importante estar atentos a las señales emocionales ajenas.Para esto puede ser útil identificar algún factor que se pueda tener en común con la otra persona y que pueda servir como vínculoque facilite el contacto.

Ahora bien, el mantener este rapport no debe de ir orientado a un intento de manipulación maquiavélica de la otra persona, o de la defensa a ultranza de todos nuestros criterios, si no a poder mantener abiertos los canales de comunicación.Para esto es importante mantener un clima de apertura al punto de vista ajeno.

También es conveniente recordar la utilidad de mantenerse en calma.Permanecer en un estado de ánimo destructivo constituye un serio impedimento para la interacción fluida con los demás.Es muy probable que ,si entablamos una conversación mientras nos hallamos sumidos en un estado de ánimo muy intenso,la otra persona experimente que no estamos disponibles.La capacidad de mantenerse en calma nos ayuda a dejar provisionalmente de lado nuestras preocupaciones y,al mismo tiempo,permanecer abiertos a nuestras respuestas emocionales, una característica generalmente admirada.Por el contrario,quienes están atrapados en sus emociones se hallan en un estado de ánimo menos disponible a las exigencias de una situación conflictiva.

EL MANEJO DE LOS CONFLICTOS.rapport-1

  1. Aportar soluciones (para esto resulta esencial el saber escuchar y la empatía).
  2. Interpretar las señales:El hecho de que el conflicto supone siempre un perjuicio para todas las partes implicadas convierte toda la negociación en un ejercicio conjunto de resolución de problemas.Esa resolución requiere que cada parte sea capaz de comprender no sólo el punto de vista del otro sino también sus necesidades y temores.
  3. Resolución creativa de conflictos:

                   a) Comience calmándose ,establezca contacto con sus pensamientos y busque el modo de expresarlos.

                   b) Muéstrese dispuesto a resolver las cosas hablando del problema en lugar de dejarse llevar por la agresividad.

                   c) Trate de encontrar formas equitativas de resolver el problema,colaborando para encontrar una solución admisible para las partes en litigio.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Daniel Goleman: La Inteligencia Emocional.Ed.Kairós.1996.
  • Daniel Goleman:Práctica de la Inteligencia Emocional.Ed.Kairós.1998
  • Manuel Pallarés:Técnicas de grupo para educadores.Ed.ICCE.1993
  • Joseph O´Connor y Hohn Seymour: Introducción a la PNL.Ed.Urano.1996.
  • Joseph O´Connor y Hohn Seymour: PNL para formadores.Ed.Urano.1996
  • Steve&Andreas Connirae:Cambia tu mente para cambiar tu vida… y conserva el cambio. Ed.Gaia.1997

*************************************************************************************************************************

************************************************************************************************************************

Categorías: CONVIVENCIA, PSICOLOGIA EDUCATIVA | Etiquetas: | 1 comentario

RECURSOS EDUCATIVOS ANTE MENORES CON PROBLEMAS DE CONDUCTA. RECCURSOS COMPENSATORIOS

GACETA DE PSICOLOGÍA. p12-19.  Nº 48. Octubre 2008

Ante el inicio de un nuevo curso escolar son muchas y muchos los colegas que se ven obligados a atender a chicas y chicos con diferentes problemas educativos que, en numerosas ocasiones están relacionados con otras dificultades de índole social y familiar. Para poder facilitar la labor de guía y asesoramiento la Sección de Psicología Educativa presenta esta serie de artículos que esperemos que faciliten la utilización de los recursos que la Administración educativa andaluza pone a disposición del alumnado y de sus familias.

En este artículo vamos a aproximar la figura del Orientador/a y la recientemente creada del Educador/a Social, así como la de los recursos compensatorios que la Administración Educativa pone a disposición de todas/os las ciudadanas y ciudadanos.Inicio de curso

Dada la sociedad en la que nos encontramos inmersos de constantes cambios a nivel social, cultural, familiar, económico, etc. Surge una problemática cada vez más alarmante con respecto a los jóvenes (problemas de conductas que van en incremento), y a la que la sociedad en su conjunto debe dar solución.

En el sistema educativo podemos encontrar una gran variedad de conductas que de una u otra forma pueden estar afectando tanto a la comunidad educativa como a la sociedad, pero voy a centrar la atención en aquellos problemas que son resultados de infracciones en el centro.

Comenzare tratando este tema desde una visión preventiva que permita comprender y trabajar de forma más funcional el problema que en este momento nos atañe, con ello se pretende impedir su aparición o reducirla frecuencia de apariciones problemáticas.

Para ello, vamos a recordar los tres niveles propuestos por Caplan (1964) para la intervención:

  1. Prevención Primaria: requiere de una intervención casi por completo de tipo colectivo. Se realiza antes de que aparezca el problema.
  2. Prevención Secundaria: precisa un diagnostico precoz del problema y atención inmediata, fijándose en los grupos de alto riesgo y adaptando los casos particulares.
  3. Prevención Terciaria: dirigido a personas con problemas, que requieren además intervención terapéutica, rehabilitación psicológica, reinserción social, etc. Trata activamente de incidir en la comunidad para evitar nuevos problemas.

Debido a las particularidades y características del contexto en el que nos encontramos, la prevención más idónea seria la prevención Primaria junto a un enfoque actual para la intervención de dificultades, que se conoce como intervención previa a la derivación del caso, que contara con el orientador/a del centro para satisfacer las demandas que surjan a los docentes. Además existen otras medidas y figuras que resultan de gran ayuda a la hora de poner solución a este problema cada vez frecuente. Todo ello lo detallo a continuación.

LA FIGURA DEL ORIENTADOR/A

Debido a las particularidades y características del contexto en el que nos encontramos, la prevención más idónea seria la prevención Primaria y un enfoque actual para la intervención de las dificultades que se conoce como intervención previa a la derivación del caso (basado en el modelo de consulta en el que el orientador/a desempeña el papel de asesoramiento) , consiste en intervenir en el aula antes de derivar a un servicio más especifico, en éste el orientador/a ofrece al profesorado un servicio de consulta para que pueda intervenir de forma más efectiva en el entorno de clase. Orientacion

Los principios metodológicos que contiene este enfoque son:

  1. Ser proactivo.
  2. Centrado en la población.
  3. Selecciona grupos de riesgo.
  4. Intervención antes del trastorno.
  5. Intervención directa y transversal.
  6. Modificar positivamente el entorno.
  7. Fomentar la robustez emocional.
  8. Incrementar el nivel de competencias.

La implantación de programas de prevención da más relevancia a la orientación en el currículo académico, integrando las actividades de orientación de forma continuada en el curso habitual del centro, con una triple intervención:

  • En aspectos relativos a los programas de prevención que se implantan tanto en la Acción Tutorial como en las diferentes áreas del currículo.
  • Diagnostico precoz y asesoramiento individualizado.
  • Colaborando con instituciones externas al centro en los programas de prevención.

El departamento de orientación debe provocar cambios en la institución educativa, en la que intentará introducir factores de prevención y desarrollo favoreciendo la transformación del entorno, con el apoyo de otras medidas dispuestas para ello como son los Recursos Compensatorios y que paso a explicar a continuación.

RECURSOS COMPENSATORIOS EN EL SISTEMA EDUCATIVO CON CARÁCTER PREVENTIVO

 

Destinatarios:

A. Alumnado que por factores territoriales o condiciones sociales se encuentra en situación de desventaja respecto al acceso, permanencia y promoción en el sistema educativo.

B. Alumnado de minoría étnica o cultural, en desventaja social, dificultad de acceso, permanencia y promoción.

C. Por razones personales, familiares o sociales no puede seguir un proceso normalizado de escolarización.

Podemos observar distintas iniciativas en este ámbito:

  1. Creación de Zonas de Atención Educativa Preferente, distritos caracterizados por la peculiar situación de deprivación social y económica, a los que se dedica una mayor dotación de recursos materiales y humanos.
  2. Apoyo en las medidas de Atención a la Diversidad.minorías étnicas
  3. Organización de actividades complementarias adecuadas a las principales necesidades educativas del alumnado.
  4. Servicio de Comedor Escolar, para familias con menor nivel de renta.
  5. Dotación económica complementaria.
  6. Creación y dotación de bibliotecas de aula.
  7. Creación y dotación de una Red Telemática mediante Internet.
  8. Mejora de las condiciones de seguridad de los centros.
  9. Apoyar la labor del profesorado mediante: el favorecimiento de la estabilidad de los equipos docentes, potenciar la formación permanente del profesorado, apoyo a experiencias de compensación educativa, materiales de apoyo para el desarrollo del currículo, favorecer las prácticas del alumnado universitario, etc.
  10. Potenciar los Equipos Multidisciplinares en Primaria.
  11. Fomento de AMPAs y Escuela de Padres y Madres.
  12. Implantación de programas de Diversificación Curricular en el 2º ciclo de ESO.
  13. Promoción de programas de maltrato entre iguales.
  14. Implantación de Programas de Garantía Social.
  15. Implantación de unidades de Educación Infantil en esas zonas.
  16. Servicios educativos al alumnado hospitalizado de larga duración, enfermedades graves o con brotes alérgicos.

Medidas específicas como son la Compensación educativa en Educación Secundaria:

  1. Se establece un plan de coordinación necesario para que el cambio de etapa de primaria a secundaria, que garantice la continuidad de la escolarización y de la atención educativa del alumnado, previniendo el absentismo y los abandonos prematuros.
  2. Contemplan desarrollo de acciones encaminadas a favorecer la convivencia y el conocimiento, respeto y valoración de la diversidad social y cultural.
  3. Las actuaciones de compensación educativa tenderán a promover el adecuado desarrollo del proceso educativo y se regirá por el principio de normalización, utilizando programaciones didácticas para dar respuesta educativa al alumnado procedente de grupos sociales y culturales desfavorecidos.
  4. Previo informe y evaluación psicopedagógica del Departamento de Orientación, se podrán adoptar fórmulas organizativas excepcionales que permitan la atención específica de grupos, para proporcionarles respuestas educativas adaptadas a sus intereses, motivaciones o necesidades de refuerzo.
  5. Los proyectos curriculares, contemplarán dentro de su espacio de optatividad materias acordes con los intereses, motivaciones y expectativas del alumnado en desventaja.
  6. Al finalizar la escolarización obligatoria escolar, se le realizará una orientación escolar y profesional con el objeto de favorecer la continuidad de su proceso educativo en otras etapas o programas específicos y de facilitar su transición a la vida adulta y laboral.

FIGURA DEL EDUCADOR/A SOCIAL

 

politicasocialEs un recurso que con carácter reciente está incorporando la administración educativa y que comparte diferentes centros en su actuación. 

El educador/a social desarrolla su labor profesional en contextos muy diversos dando respuesta a las demandas de acceso a la cultura, al bienestar y de participación en la vida social de amplios colectivos de población. Su trabajo tiene dos vertientes muy marcadas: la formativa y la asistencial y de atención a las personas.

Los/as educadores sociales se ocupan de aquellos campos de la educación que no tienen una regulación concreta, en ámbitos de intervención educativa con personas marginadas, con problemas sociales o de adaptación a su entorno.

Los ámbitos de trabajo del educador/a social dentro del sistema escolar, son la atención a la infancia y adolescencia en situación de riesgo social.

De acuerdo con las instrucciones aportadas por la Consejería podemos resumir sus funciones y ámbitos de actuación en:

I. Funciones:

  1. seguimiento del alumnado absentista e intermediación familia-centro.
  2. mediación en conflictos: alumno-centro, familia-centro y alumno-familia.
  3. intervención con el alumnado y las familias en problemas de convivencia.
  4. trabajo como mentor del alumnado en situaciones de riesgo.
  5. organización y desarrollo de actividades de formación de las familias del alumnado en situación de resigo.
  6. coordinación de actividades extraescolares para el alumnado en situación de riesgo.
  7. seguimiento de actividades no lectivas del alumnado
  8. colaboración en programas de vida saludable
  9. organización y desarrollo de programas socioeducativos.
  10. desarrollo de actividades de ocio y tiempo libre con el alumnado en situación de riesgo
  11. desarrollo de programas de habilidades sociales, comunicativas para la relación con el alumnado en situación de riesgo.
  12. desarrollo de programas para la integración multicultural.
  13. desarrollo de programas de educación en valores: educación para la ciudadanía, medio ambiente,…con el alumnado en situación de riesgo.
  14. coordinar los recursos de la zona para el uso por parte del alumnado de riesgo.
  15. colaboración con el profesorado en el funcionamiento del aula de convivencia.

II. Competencias y Tareas: En el torno a los siguientes programas o actuaciones.

1. Educación para la mejora de convivencia en el centro educativo y en la comunidad.

  • Diseñar, aplicar y/o colaborar en programas y actuaciones de educación en valores, convivencia y programas preventivos de diversa índole.
  • Colaborar en el diseño de los programas sobre la convivencia contemplados en el plan de centro.
  • Crear espacios socioeducativos y equipos de trabajo mediadores y negociadores para la eficacia en la resolución de conflictos.sb10066340g-012
  • Promocionar y potenciar la participación del alumnado en la dinámica escolar.
  • Participar en la planificación de los Planes de Acción Tutorial.
  • Se desarrollaran mediante tareas específicas:
  • Valoración, elaboración y evaluación de propuestas especificas de programas de convivencia destinados al alumnado: animación sociocultural, dinámica de grupos…
  • Desarrollo de programas específicos de habilidades sociales, comunicativas y para la relación con los iguales
  • Seguimiento y colaboración en la respuesta educativa al alumnado con comportamientos problemáticos.
  • Colaborar con el profesorado en el funcionamiento del aula de convivencia.
  • Desarrollo de programas para prevenir y afrontar la conflictividad escolar. Programas de integración escolar.
  • Programas de información, orientación y asesoramiento para creación y consolidación de la asociación a los alumnos.
  • Mediación en conflictos: alumnado-centro; familia-centro y alumnado-familia.
  • Intervención con el alumnado y las familias en problemas de convivencia.
  • Coordinación y colaboración con los tutores/orientadores en el desarrollo actuación en el ámbito de la acción tutorial.

2. Trabajo con el alumnado en situación de riesgo.

 

  • Coordinar y organizar las actividades e intervención para mejorar la respuesta educativa del alumnado en riesgo.
  • Elaboración y aplicación de programas y actividades para mejorar la inserción social y escolar del alumnado en riesgo.

Tareas especificas:

  • Trabajo como mentor del alumnado.
  • Organización y desarrollo de actividades de formación de las familias.
  • Coordinación de actividades extraescolares.
  • Desarrollo de actividades de ocio y tiempo libre.
  • Desarrollo de programas de habilidades sociales, comunicativas y para las relaciones.
  • Desarrollo de programas de educación en valores por parte del alumnado de riesgo.

3. Prevención control y seguimiento del absentismo escolar.

 

  • Mediación y coordinación con los organismos en los procesos de integración y normalización de la población escolar con problemáticas socioeducativas especificas
  • Concretar procesos de acompañamiento con alumnos y estrategias de intervención para posibilitar mejoras en la promoción educativa, personal y social.
  • Organización, desarrollo y colaboración en programas socioeducativos destinados a la población escolar para normalizar escolaridad.

Tareas:

  • Coordinación con los centros de Educ. primaria para el seguimiento en el tránsito de etapa educativa del alumnado con presumible riesgo de abandono escolar,
  • Participación en coordinación institucional establecida
  • Seguimiento y control de las situaciones de absentismo escolar concretas con intermediación familias-centro.
  • Coordinación de actividades extraescolares para el alumnado en situación de riesgo.

4. Dinamización familiar.

  • Participar en programas de asesoramiento y formación con la asociación de padres y madres.
  • Desarrollo de estrategias para la participación escolar de padres y madres.
  • Orientar a las familias sobre la función educadora.
  • Informar y facilitar el acceso a los recursos educativos y sociales
  • Facilitar la comunicación entre las partes.

Tareas:

  • Programar y ejecutar con el Dpto. de Orientación y Equipo Directivo actuaciones encaminadas a garantizar información puntual a familias sobe el proceso educativo de sus hijos.
  • Seguimiento y control de las situaciones de absentismo escolar con intermediación familias-centro.
  • Diseñar un mapa de recursos socioeducativos de la zona.
  • Organización y desarrollo de actividades de formación de las familias del alumnado en situación de riesgo.
  • Realización de actividades diagnostico de necesidades y formación a padres y madres.
  • Incentivar la creación de asociaciones de padres.

5. Participación con la comunidad.Comunidad educativa

  • Intervención/actuación personal, familiar y comunitaria en los procesos y actuaciones que favorezcan la participación y compromiso de mejora en las condiciones socioeducativas.
  • Diseño, implementación y evaluación de propuestas para fomentar las relaciones del centro con el entorno social.
  • Desarrollo de programas de interrelación con la comunidad de aprovechamiento y conocimientos de los recursos.

Tareas:

  • Valorar, planificar, coordinar y desarrollar actividades complementarias y extraescolares o con AMPA o con el consejo escolar que mejoren las relaciones centro-entorno y propicien la creación de redes de comunicación estables.
  • Potenciar la formación en red con los recursos existentes.
  • Gestionar programas y actuaciones culturales de ocio y tiempo libre.

A. Participación en otros programas institucionales.

  • Colaboración en el desarrollo de programas de educación en valores y temáticas transversales.
  • Apoyo a la formación del profesorado.
  • Participación en coordinación de programas institucionales y procesos de seguimiento.

Tareas:

  • Colaboración en programas de vida saludables, y organización en programas socioeducativos
  • Desarrollo de programas de integración multicultural.
  • Coordinación con entidades municipales y sociales.
  • Participación en programas institucionales de solidaridad, compensación Educativa, Educación Vial y Educación para consumo.
  • Colaborar en el desarrollo del programa de orientación académica y profesional.

B. Gestiones y tramitaciones.

  • Elaboración de documentos oficiales
  • Gestionar y tramitar documentación pertinente.

Tareas:

  • Elaboración de informes y memorias, materiales y documentos afines a los programas y actuaciones.estudiarfpdistancia
  • Estudios sobre necesidades y demandas socioeducativas.

C. Formación profesional.

  • Participar en los procesos de formación establecido en las materias que directamente relaciona con su perfil.

Tareas:

  • Atención a la diversidad.
  • Estrategias de intervención-acción en medio socioeducativo.
  • Técnicas y dinámicas de grupo.
  • Estrategias para Intervención Integral y colegiada.
  • Mediación y conflictos.
  • Educación y diversidad cultural.

En sucesivos artículos iremos desglosando otros recursos que pueden contribuir a atender al alumnado con dificultades de comportamiento.

BIBLIOGRAFÍA:

ORDEN de 27 de julio de 2006, por la que se regulan determinados asperctos referidos al Plan de Orientación y Acción Tutorial en los IES.

DECRETO 19/2007 de 29 de enero, por el que se adoptan medidas para la promoción de la Cultura de Paz y la Mejora de la Convivencia en los Centros Educativos sostenidos con fondos públicos.

ORDEN de 23 de julio de 2003, por la que se regulan determinados aspectos sobre la organización y el funcionamiento de los Equipos de Orientación Educativa.-

Categorías: CONVIVENCIA, PSICOLOGIA EDUCATIVA | Etiquetas: | 3 comentarios

MENORES INFRACTORES

En nuestro sistema educativo cada vez es mayor el número de menores que tienen algún problema legal y que deben ser atendidos adecuadamente en nuestras aulas. El motivo se debe a que chicos y chicas que antes no acudían regularmente a clase y que ni ellos ni sus familias eran adecuadamente supervisados por los sistemas sociales; hoy día sí que se ven sometidos a un seguimiento por parte de las autoridades que garantice su derecho a la educación.

Para aproximarnos un poco más a esta situación, y mejorar la calidad de nuestra atención como profesionales a este alumnado, la Sección de Educativa ha realizado un pequeño trabajo de carácter divulgativo que nos facilite el conocimiento y mejor comprensión de este tipo de jóvenes y que desarrollaremos en dos artículos sucesivos.justicia

En este primero abordaremos los siguientes aspectos:

           I. CONCEPTO DE DELINCUENCIA JUVENIL.

           II. FENOMENOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

           III. TIPOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

           IV. DELITOS COMETIDOS POR MENORES INFRACTORES.

I. CONCEPTO DE DELINCUENCIA JUVENIL

Por Delincuencia Juvenil se entiende un fenómeno social constituido por un conjunto de infracciones penales cometidas contra las normas sociales, tipificadas por Ley y cometidas en un tiempo y lugar determinados, por personas mayores de 14 años y menores de 18.

La Delincuencia Juvenil se entiende como “fenómeno social” porque está íntimamente relacionada con la sociedad y cultura de cada país, ya que en algunos países no se considera delito lo que en otros sí lo es; de ahí que esté relacionada con la cultura de cada lugar. Es decir, en la delincuencia juvenil, el menor infractor lo es en función de las características de la sociedad y la cultura en la que se encuentra.

II. FENOMENOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

Para entender el fenómeno de la delincuencia juvenil y de los menores infractores, se ha procedido a estudiarlos por medio de tres parámetros generales, los cuales dan lugar a un conjunto de variables que han correlacionado positivamente con el menor infractor.

Estos tres parámetros generales son las variables generales individuales, las variables generales microsociales y las variables generales macrosociales.

a) Variables generales individuales.

Este tipo de variables está formado por dos grupos específicos: las variables biológicas (Biología de la Delincuencia) y las variables psicológicas (Psicología de la Delincuencia).

. Respecto a las variables biológicas que correlacionan positivamente con la delincuencia juvenil, es decir, las variables biológicas que han aparecido en todos los estudios realizados con menores infractores, se detectan las siguientes:

  • Variables relacionadas con el SNA: en concreto con el sistema de respuestas emocionales que presentan los menores infractores. Se ha comprobado que la respuesta emocional de miedo ante situaciones determinadas es menor en los menores que presentan conductas delictivas que el resto de sus pares, incluso algunos de ellos, si tan siquiera presentan una respuesta de miedo o ansiedad ante circunstancias ambientas que normalmente producen este tipo de respuestas tipos-penales
  • Variables relacionadas con el SNC: se ha comprobado que ciertas anomalías conductuales (conducta delictiva, por ejemplo), están relacionadas con traumas en el SNC, especialmente cuando es el hipocampo el órgano afectado. También se ha visto una correlación positiva entre conducta delictiva de jóvenes y disfunciones neurofisiológicas localizadas en la parte anterior del hemisferio derecho del cerebro. Por último indicar que las últimos resultados han detectado cierta correlación con un déficit neurolingüístico, aunque esta cuestión aún no está aclarada suficientemente.
  • Variables relacionadas con el SN Motor y Sensorial. El sistema motor se ha visto correlacionado con estos menores en el sentido de que presentan hiperactividad; respecto al SN Sensorial, la correlación se ha detectado en afasia (pérdida parcial o completa del habla o de la comprensión del habla)y en la dislexia (dificultad para leer textos). Estos dos déficit de esos dos sistemas, producen deficiencias en el aprendizaje, lo cual lleva a fracaso escolar; este fracaso escolar está íntimamente ligado a la delincuencia juvenil, sobre todo en clases sociales desfavorecidas económica y culturalmente.
  • Variables relacionadas con el sistema nutritivo; se ha comprobado que los menores infractores presentan unos índices de azúcar mucho más elevados que el resto de sus pares.

Respecto a las variables psicológicas (Psicología de la Delincuencia), se han detectado como las que más correlación presentan con este fenómeno, las siguientes:

  • Inteligencia: todos los tests de inteligencia realizados a menores infractores han resultado tener puntuaciones inferiores al resto de sus iguales.

En relación a esta variable, hay dos cuestiones que se plantean. La primera cuestión es si la relación baja inteligencia-delincuencia juvenil podría estar mediatizada por otros factores, en concreto por la clase social. Es decir, puede que la clase social baja produzca en los menores: desinterés por la escuela, experiencias sociales y culturales negativas, etc., lo que hace que se impida un desarrollo normal de la inteligencia; de ahí que estos menores presentan esta correlación. Esta cuestión ha quedado solucionada, ya que se dispone de estudios que indican que , aún prescindiendo de la clase social baja, los menores infractores siguen presentando una inteligencia baja.

La segunda cuestión es de orden causal: ¿la baja inteligencia es causa o consecuencia de la delincuencia? Hay quien piensa que la baja inteligencia es causa de la delincuencia, ya que facilita el fracaso escolar y este suele llevar a la conducta delictiva en muchos casos; otros piensan que es consecuencia, ya que son las deficientes condiciones sociales y culturales las que favorecen el rechazo a la escuela, con la consiguiente pérdida de aprendizajes y por lo tanto la poca capacidad de desarrollo de la inteligencia. Al parecer, esta segunda cuestión aún no ha podido se resuelta.

  • Personalidad: respecto a está variable se han realizado múltiples estudios y hasta la fecha no hay resultados concluyentes sobre si existe un tipo de personalidad distintivo del joven delincuente; lo que sí se ha concluido es que existen ciertos rasgos de personalidad que están presenten en los menores infractores, en concreto, “búsqueda de sensaciones”, y extraversión-psicoticismo. Respecto a “búsqueda de sensaciones”, este rasgo aparece en todos los jóvenes y hace referencia a un deseo de estimulación constante para conseguir niveles de excitación elevados. La actividad delictiva es una forma de llegar a conseguir esa estimulación.

Además de este rasgo de personalidad, también han aparecido variables de personalidad comunes a estos jóvenes, nos referimos al psicoticismo y la extraversión. Por extraversión deberemos entender la excesiva sociabilidad, impulsividad y mucho optimismo; pro psicoticismo, insensibilidad, crueldad, etc. Estos dos variables están relacionadas con los jóvenes infractores porque favorecen la búsqueda de sensaciones, como antes se ha referido.

Lo importante de esta variable individual es que , cuando se dan estos rasgos y estas variables, junto con un ambiente favorecedor de infracciones, la posibilidad de estar ante un menor infractor aumenta estadísticamente.

  • Como tercera variable psicológica, tenemos la cognición, entendida como una variable que media entre las situaciones externas y la conducta delictiva, ya que su función es la de dar una interpretación de esa situación con la consiguiente conducta. Además, la cognición también está formada por procesos para relacionarse con los demás y la forma de hacerlo, lo cual también influye en la conducta delictiva.

Las principales características que presentan los menores infractores en relación a la cognición son:

  1. Un locus de control externo: suelen considerar que el control de las situaciones está en ellas, en las situaciones, y no en las personas.2388348445_1f2e092230_o
  2. Impulsividad: se considera como variable cognitiva porque es fruto de un escaso autocontrol, entendido éste como un falta de previsión de las consecuencias negativas que acarrea el actuar sin pensar.
  3. Percepción social: entendida como una falta de capacidad para entender y aceptar a los demás, es decir, podría identificarse, en el tema que nos ocupa, como un déficit de la asertividad y empatía; esta característica es especialmente significativa en los menores infractores porque deteriora sobremanera el proceso de socialización secundaria.
  4. Déficit en la solución problemas interpersonales: se refiere a que estos menores no saben qué pasos hay que dar para resolver satisfactoriamente las relaciones interpersonales.
  5. Baja autoestima y bajo autoconcepto.
  6. Valores sociales con aceptación de la violencia como medio para resolver algunas situaciones, es decir, que presentan mucha tolerancia a conducta ilegal.
  7. Tendencia a razonar de forma concreta respecto a razonamientos abstractos; esto hace que su forma de razonar esté más enfocada a la acción en vez de enfocarla a la reflexión.

b) Variables microsociales.

Son variables que hacen referencia a las relaciones que establece el menor infractor con los grupos primarios y secundarios de socialización, es decir: la familia, amigos y escuela.

Se ha comprobado que estos menores pertenecen a familias en las que hay un mayor empleo del castigo como método de disciplina; la comunicación entre los miembros es defectuosa y con contenidos de rechazo; muchos hogares están rotos; hay una falta de supervisión de los padres considerable y suelen ser familias numerosas en una gran mayoría de casos.

En los procesos de socialización secundaria, en relación a los amigos, se ha comprobado que el tener amigos delincuentes aumenta la posibilidad, con creces, de llegar a delinquir; el motivo es la capacidad del grupo de iguales de servir como modelo a imitar.

El otro gran proceso de socialización secundaria, la escuela, actúa negativamente cuando produce fracaso escolar o expectativas personales negativas en los menores, llegando éstos a apartarse de la institución y comenzando itinerarios marginales. A destacar que algunos jóvenes delincuentes ya presentaban experiencias negativas escolares en los primeros años de escolarización.

c) Variables macrosociales.

Estas variables son estudiadas por la ciencia que se conoce con el nombre de Criminología Ambiental o Ecológica, y hace referencia al estudio de las características del ambiente en el que se comete el delito relacionándolo con el delincuente.

Así, las principales variables macrosociales estudiadas en menores infractores han sido:

  1. Las características sociales del lugar: se ha visto que se producen más actos delictivos en menores en lugares en los que la mayoría de la población es de clase social baja, y más en centros urbanos que en rurales, aunque en éstos últimos la clase social también sea baja. Otra característica del aspecto social del lugar, es la religiosidad que existe en la zona con alta probabilidad de delincuentes. Así, se ha comprobado que, en una zona en la que no existan normas sociales legales, la delincuencia puede bajar si existe un control religioso arraigado.
  2. Otra de las variables macrosociales estudiadas por la Criminología Ecológica ha sido lo que se dado en llamar el “aspecto dinámico del delito”, es decir, el “viaje hacia el delito”. Se ha comprobado que los menores infractores cometen más delitos cuando están más próximos a su zona de residencia, posiblemente porque tienen más información de estos espacios sociales y, conforme van creciendo y tomando más confianza en su carrera delictiva, los delitos se van alejando cada vez más de su zona de residencia.
  3. Como última variable ecológica, se ha estudiado la percepción que tiene el menor infractor del ambiente que le rodea, de tal forma que se ha visto que este menor tiene toda una imagen interna de su ciudad (o de gran parte de ella), de tal forma que de manera automática, están analizando su medio ambiente, estableciendo posibilidades de actuación delincuencial, en tanto el resto de los jóvenes de su misma edad no poseen este “mapa delictivo” en sus mentes.

III. TIPOLOGÍA DEL MENOR INFRACTOR.

Aunque ya se ha dicho que establecer una tipología con claros perfiles resulta complicado porque los estudios no arrojan conclusiones claras, sí se han establecido unas tipologías delincuenciales para poder operativizar el trabajo de los profesionales.

Estas tipologías las establece la Criminología en función de las variables estudiadas anteriormente, y son las siguientes:

1. Menores que presentan anormalidad patología: aquí hay que incluir a:

  • Menores delincuentes con rasgos psicopáticos de personalidad : se trata de menores que tienen dificultad para sentir afecto, ni simpatía, ni calor humano; utilizan a los demás en su propio beneficio; no manifiestan ningún arrepentimiento o este es superficial y pasajero; así mismo tienen una alta dificultad para aprender de las consecuencias de su propia conducta.
  • Menores delincuentes neuróticos: su psiquismo está perturbado por circunstancias sobrevenidas: fracasos escolares, frustraciones, pérdidas de seres queridos, etc.
  • Menores infractores por referencias subliminadas de la realidad: por predisposiciones psicobiológicas, estos menores mezclan sus fantasías con la realidad, y en este estado es cuando comenten los delitos.

2. Menores que presentan anormalidad no patológica:

  • Menores con trastorno antisocial de la personalidad: hiperactivos, excitables, falta de sentimiento de culpa, fracaso escolar, etc. La principal causa de esta patología es la ausencia de una figura materna o la desfiguración de ésta, así como la infravaloración del rol paterno. El proceso de socialización primaria es muy defectuoso.
  • Menores infractores con reacción de huida: son menores que han sufrido o sufren maltrato en el hogar y se escapan, siendo fácilmente captados por grupos organizados de delincuentes, que es donde se sienten queridos.

3. En la tercera categoría tipología, se incluyen a todos los menores cuya personalidad es normal; son menores que su entorno no tiene por qué producir alteraciones de ningún tipo. Esta categoría incluye la mayor parte de los menores. Este grupo está formado por los que llevan a cabo acciones de :

  • Vandalismo: ataques al mobiliario urbano y privado; parece que es debido a problemas en el desarrollo de la preadolescencia y aantisocial (1)dolescencia.
  • Pequeños hurtos, robos, etc., por motivos de autoafirmación personal frente a los compañeros.
  • Los que cometen delitos contra el patrimonio o agresiones sexuales: son incapaces de resistir a sus estímulos seductores.
  • Los que delinquen para satisfacer sus apetencias consumistas.

IV. DELITOS COMETIDOS POR MENORES INFRACTORES.

Respecto a esta cuestión, se ha comprobado que:

  • Los chavales de 14 años comenten principalmente delitos de robo con fuerza y con violencia o intimidación.
  • Entre los 15 y los 18 años, la sustracción de vehículos y los robos con violencia e intimidación.

En general, todo el grupo presenta los siguientes delitos:

  • Delitos contra personas, 
  • Delitos contra la salud pública,
  • Delitos contra el patrimonio.

En Andalucía, según el último estudio de la Consejería de la Presidencia sobre la “Realidad Social: Análisis de la Delincuencia en Andalucía”, los principales delitos cometidos por los menores son contra la propiedad y muy de cerca, los delitos y faltas contra las personas.

BIBLIOGRAFÍA

  • Vicente Garrido Genovés: Delincuencia Juvenil. Ed. Alhambra. Madrid. 1987.
  • Vicente Garrido Genovés: Técnicas de tratamiento para delincuentes. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces. S.A. Madrid. 1993.
  • Ley Órganica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. BOE nº. 11, de 13 de enero de 2000.
  • Ley Órganica 8/2006, de 4 de diciembre, por la que se modifica la Ley Órganica 5/2000, de 12 enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.
  • Cristóbal Fco. Fábrega Ruiz: La protección institucional de los menores en conflicto y mecanismos de actuación. Universidad de Otoño de Andújar. Universidad de Jaén.
  • Ernesto Coy y Ginessa Torrente: Intervención con menores infractores: Su evolución en España. Anales de Psicología. 1997, vol 13, nº 1, 39-49.
  • Jon-M. Landa Gorostiza: El modelo de intervención penal frente a la delincuencia juvenil: Una aproximación crítica a la LO 5/2000. Conferencia pronunciada en la Facultad de Derecho de Burgos el día 3 de marzo de 2004. Universidad del País Vasco UPV-EHU; Idplagoj@ig.ehu.es
  • Jesús Morant Vidal: La delincuencia Juvenil. Noticias jurídicas. http://noticias.juridicas.com/articulos/55-Derecho%20Penal/200307-58551523610332
  • Naciones Unidas: Directrices para la prevención de la delincuencia juvenil: Sugerencias para Gobernantes. (Directrices de RIAD), A.G. res. 45/112, anexo, 45 U.N. GAOR.
  • Maria José Díaz-Aguado: Diez condiciones básicas para prevenir la violencia desde la adolescencia. Estudios de juventud; nº 62/03.
  • Universidad Complutense de Madrid.

**********************************************************************************************************************************************************************************

**********************************************************************************************************************************************************************************

Categorías: CONVIVENCIA, PSICOLOGIA EDUCATIVA | Etiquetas: | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.